Peza do Rei. El vino de Obama.

Retomamos las catas en la Casa das Crechas, con una degustación de vinos y libros y en la compañía de Guilherme y Bastardo y su crowdfunding, geniales, pues bien a nosotros no tocó hacer la cata de un gran vino de la Ribeira Sacra el Peza do Rei.

Peza do Rei. El vino de Obama.

Hicimos primero la cata del blanco de la bodega, que en esencia es un gran godello si bien también tiene un poco de Treixadura y Albariño. Los godellos de la Ribeira Saca siempre frescos y matizados con esencia de su terroir, consiguiendo la variedad su máxima expresión. Los blancos de la D.O. Ribeira Sacra, son los grandes desconocidos entre los blancos gallegos, por una parte porque la calidad de los blancos gallegos de otras denominaciones es una competencia dura y por otra porque la producción de la Ribeira Sacra es relativamente pequeña.

Lo cierto es que la calidad de estos blancos va en aumento, y son un contrapunto perfecto a los  godellos mas calientes de Valdeorras o Monterrei. Pero volvamos a la cata, después del blanco, un tinto, mencia 100%, gran expectación, creada no por el bodeguero ni por la variedad ni por la etiqueta de la botella sino por una “ilustre” figura que venía de probar el vino hacía unos día en los USA, su presidente Obama.

Peza do Rei. El vino de Obama.

Resulta un poco triste enterarnos de que tenemos grandes vinos tintos gallegos, porque fuera del país los empiezan a apreciar mucho, pero bueno por lo menos aprovechemos la coyuntura y hagamos un ejercicio de promoción potente como merecen nuestros tintos.

Peza do Rei una muestra realmente brillante de los mencías de la Ribeira Sacra, vino fresco, aromático pero sobre todo intenso, tanto en la nariz como en la boca, no pasa desapercibido, y una vez lo probamos, llega para quedarse y repetir, en la orilla del Sil, terroir al límite capaz de imprimir en los bagos las esencias de su glorioso origen.

Es por lo tanto muy lógico que los catadores del Sr Obama seleccionasen este vino como hacían en otra época otros catadores para los Césares romanos, la historia repite, empecinada, las buenas y generosas esencias de nuestras tierras, aprovechemos pues este regalo de los dioses y empezemos a valorarlos como merecen, hay que probarlos, hay que sentirlos, tenemos que disfrutarlos.