Viñerón 2013

Recientemente hemos experimentado un evento importante relacionado con el mundo del vino. Fue a Santiago de Compostela este año. Apreciamos que aquí y ahora no solo somos simples espectadores de las tendencias predominantes en otras latitudes. Más bien protagonizamos, coprotagonizamos con productores de otras partes, el resurgimiento de una forma tradicional de hacer y beber vino, en comparación con el convencional premiado y puntuado en los últimos años.

Viñerón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Viñerón 2013 unió a una de las posibles selecciones de viticultores -de vinos- de diferentes orígenes, que se han comprometido a hacer vino en el viñedo, y expresar en el vidrio lo que significa la tierra en cada lugar. Fue un placer para los sentidos conocer el trabajo de magníficos autores e intérpretes de una materia prima cuidada en la viticultura y respetada en la bodega. Fue muy satisfactorio ver a los vinos gallegos compartir esta vanguardia.

 

Viñeirón

Las vanguardias, mientras lo son, no prevalecen en el presente. Son tendencias, son proyecciones futuras, son sugerencias de lo que podría venir. Si lo desea, son deseadas e imitadas. No prevalecen hoy, pero existen. Están ahí, frente a nosotros. En los vinos gallegos hay, y es necesario fomentar su búsqueda, disfrute y, por qué no, promoción. Esta vez, a poder ser, antes de que nos lo canten a gritos a cientos o miles de kilómetros. Esta semana nos contó un buen viticultor gallego: “Estoy buscando mercado sobre todo fuera. Es si consigues reconocimiento fuera, cuando empiecen a llamarte aquí “.

Siempre debemos agradecer la actitud vanguardista de los profesionales de larga trayectoria. El paso de los años no siempre facilita conciliar la experiencia con “estar a la última”. Varias de las actividades del Instituto Gallego del Vino, entidad organizadora del Viñerón 2013, absorben y proyectan esta frescura tan sugerente de lo que vendrá.